Las personas con migrañas podrían ser mucho más propensas a intentar suicidarse que otras, sugiere un estudio reciente. Los hallazgos provienen de un amplio estudio canadiense con datos de 21.744 personas que participaron en una encuesta comunitaria de salud mental en 2012. De ellas, 2.223 habían sido diagnosticadas de migraña.
Los investigadores encontraron que uno de cada 12 adultos con migraña había intentado suicidarse, y los que tenían antecedentes de abuso sexual o una exposición a largo plazo a la violencia doméstica tenían un riesgo significativamente más alto. Las personas con migraña tenían una prevalencia de intentos de suicidio muy superior a la de los sujetos no migrañosos (9,3% frente a 2,7%; p < 0,001).
Cuando se examinó solo a los encuestados con migraña, se observó que un historial de exposición a la violencia doméstica parental y el abuso sexual y físico en la niñez tenían un papel muy importante, al explicar un 23% de la variabilidad en los intentos de suicidio. La mayoría de los demás factores de riesgo conocidos (sexo, raza, edad, educación, ingresos familiares, nivel de dolor crónico, antecedentes de abuso de sustancias, ansiedad y depresión), en combinación, solo explicaban un 26% de la variabilidad en los intentos de suicidio.

 

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

Arch Suicide Res 2019; Apr 4. [Epub ahead of print