Los pacientes con covid-19 que no necesitan atención hospitalaria inmediata, pero que tienen un alto riesgo de desarrollar síntomas graves, deben recibir oxímetros de pulso para usarlos en el hogar y reducir el riesgo de deterioro. Se estima que el servicio nacional de salud de Inglaterra ha comprado alrededor de 200.000 pulsioxímetros con este fin, al que podrán acceder los grupos clínicos de todo el país. El servicio nacional de salud británico ha advertido, desde el inicio de la pandemia, que es necesaria una intervención médica si los niveles de saturación de oxígeno comienzan a caer y durante la primera ola, quedó claro que algunos pacientes desarrollaron “hipoxia silenciosa”, en la que se produjo desaturación, pero sin síntomas de dificultad respiratoria, lo cual, dio al traste con resultados desfavorables. La idea actual es crear “salas virtuales de covid” de pacientes en riesgo, ya sea personas mayores de 65 años o con una condición crónica, para monitorear la saturación de oxígeno, a través de lecturas tomadas por los pacientes y que se envían a sus equipos de salud. Si este parámetro comienza a disminuir y particularmente llega al 94%, entonces, se tomará alguna acción, que puede incluir que el paciente sea admitido en el hospital.

Palabras clave: oxímetro de pulso, saturación de oxígeno, Covid-19, Inglaterra

Enlace: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=97056