La emergencia sanitaria que representa el aumento acelerado de casos con COVID-19 atendidos en las Instituciones de salud en México ha generado la utilización de medicamentos cuya evidencia de eficacia y seguridad en este padecimiento es aún muy débil, en muchos casos inexistente y que en su mayoría se encuentran en fases de estudio, en un proceso de evolución continua, por lo que debemos de estar atentos a las evidencias científicas resultantes.

Este fenómeno no es diferente al que se ha presentado en otros países en donde la epidemia ha saturado los sistemas de salud. En vista de la rapidez con que la epidemia ha crecido y la evolución hacia una enfermedad grave en una proporción importante, los médicos y pacientes han recurrido al uso de estas terapias intentando ofrecer lo mejor posible a los afectados. Si bien esa conducta es entendible y justificada en muchas ocasiones, esta práctica puede tener consecuencias importantes tanto en el paciente como en la comunidad.

Para el paciente, la ocurrencia de efectos adversos conocidos o no, algunos graves, interacciones medicamentosas significativas, y para la comunidad un uso desproporcionado de algunos medicamentos que pueden generar desabasto que afecte a los usuarios habituales.

Por tanto hacemos un llamado para que el uso de tratamientos contra COVID 19 cuyo uso no está sustentado en evidencia científica suficiente en cuanto a seguridad y eficacia se lleve a cabo con la mayor responsabilidad posible y siguiendo las siguientes recomendaciones.

1. De preferencia hacerlo bajo un ensayo clínico controlado, registrado y aprobado por comités de ética e investigación en la Institución en donde se trata el paciente, de acuerdo a la normatividad vigente.

2. En caso de no existir acceso a algún ensayo clínico aprobado:

Los medicamentos o intervenciones que se han usado en México hasta ahora para tratamiento de COVID-19 y que al momento carecen de evidencia son los siguientes:

Cloroquina, hidroxicloroquina, lopinavir/ritonavir, atazanavir/ritonavir, tocilizumab, ivermectina, remdesivir, plasma de pacientes convalecientes, anticoagulantes y otros.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://coronavirus.gob.mx/wp-content/uploads/2020/04/Uso_de_medicamentos_de_eficacia_no_demostrada_en_pacientes_con_COVID.pdf