Se calcula que cada tres segundos, alguien en el mundo es diagnosticado con demencia. Según la OMS hay 50 millones de personas que la padecen y entre el 60% y 70% de esos casos corresponden a Alzheimer. Un estudio publicado en The Lancet por científicos del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Neurodegenerativas y del Instituto de Investigación del Hospital Universitario 12 de octubre en Madrid, muestra el hallazgo de una clave para permitir el diagnóstico temprano de la enfermedad de Alzheimer. La investigación dirigida por Eva Carro comparó los niveles de la lactoferrina salival con la carga cerebral de beta-amiloide en dos grupos de pacientes, entre los que se incluyeron diferentes trastornos neurodegenerativos. Los participantes fueron sometidos a un examen neurológico y neuropsicológico, muestreo de saliva y neuroimagen de tomografía por emisión de positrones. Los resultados demostraron que los niveles reducidos de lactoferrina están asociados con el resultado positivo de beta-amiloide, uno de los principales biomarcadores de alzhéimer. De esta manera, un nivel reducido de lactoferrina salival estaría relacionado con el desarrollo de la enfermedad en una fase pre-demencia distinguiéndose de otras patologías neurodegenerativas. Lo novedoso de esta investigación reside en que por primera vez se evalúa el rendimiento diagnóstico y la especificidad de un biomarcador único basado en la saliva para detectar la enfermedad de Alzheimer en relación con el beta-amiloide. De este modo se abre un nuevo conjunto de posibilidades de diagnóstico de una enfermedad para la que aún no se dispone de una cura, y que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Palabras clave: Alzheimer, lactoferrina salival, beta-amiloide, diagnóstico

Fuente: https://www.infobae.com/salud/2020/06/24/una-proteina-de-la-saliva-podria-identificar-los-signos-tempranos-del-alzheimer/