Un grupo de investigadores ha descubierto una firma molecular formada por tres micro-ARN que permitiría un diagnóstico precoz de la enfermedad de Alzheimer (EA). Ello facilitaría el diseño de un procedimiento poco invasivo y económico para su utilización rutinaria en la práctica clínica.
En la actualidad, la detección del péptido β-amiloide o de tau por tomografía por emisión de positrones o en el líquido cefalorraquídeo permite evaluar la progresión de la EA, pero las técnicas implicadas tienen un elevado coste económico y son invasivas, lo que los hace inadecuados para los análisis de rutina.
Un nuevo estudio ha identificado una firma molecular basada en pequeñas moléculas de ARN, compuesta por miR-92a-3p, miR-181c-5p y miR-210-3p. Los niveles en plasma y en el cerebro se analizaron en dos cohortes diferentes, que incluían 38 controles sanos, 26 pacientes con deterioro cognitivo leve, 56 pacientes con demencia tipo Alzheimer y 27 pacientes con demencia frontotemporal. Los autores hallaron un aumento significativo en los niveles plasmáticos de esos micro-ARN en pacientes con deterioro cognitivo leve y EA. Además, los datos preliminares sugieren que esta firma de micro-ARN podría utilizarse para predecir la progresión del deterioro cognitivo leve hacia el desarrollo de la enfermedad.
Según los autores, estas observaciones respaldarían el desarrollo futuro de un kit molecular que podría proporcionar un método sencillo, mínimamente invasivo, eficaz y asequible para el diagnóstico de la EA en sus etapas más tempranas.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

Alzheimer Res Ther 2019; 11: 46