Objetivo: concienciar sobre la carga de la enfermedad por nicturia y proporcionar una evaluación etiológica simplificada y vías de tratamiento relacionadas.

Métodos: Un grupo multidisciplinario de expertos en nicturia desarrolló recomendaciones y consejos prácticos basados ​​en la mejor evidencia disponible complementada con sus propias experiencias.

Resultados: La nocturia se define como la necesidad de orinar ≥1 tiempo durante el período de sueño de la noche. La nicturia clínicamente relevante (≥2 micciones por noche) afecta del 2% al 18% de las personas de 20 a 40 años, y aumenta al 28% -62% de las personas de 70 a 80 años. Las consecuencias incluyen las siguientes: disminución de la calidad de vida; caídas y fracturas; productividad laboral reducida; depresión; y aumento de la mortalidad. Las fracturas de cadera relacionadas con la nocturia por sí solas costaron aproximadamente 1.000 millones de euros en la UE y 1.500 millones de dólares en los EE. UU. En 2014. La fisiopatología de la nicturia es multifactorial y suele estar relacionada con poliuria (ya sea global o nocturna), reducción de la capacidad de la vejiga o aumento de la ingesta de líquidos. La evaluación precisa se basa en gráficos de frecuencia-volumen combinados con un historial detallado del paciente, revisión de medicamentos y examen físico. El tratamiento óptimo debe centrarse en la (s) causa (s) subyacente (s), siendo la primera intervención las modificaciones del estilo de vida (por ejemplo, la reducción de la ingesta de líquidos por la noche). Para los pacientes con molestias sostenidas, deben introducirse terapias médicas; La desmopresina específica de género en dosis bajas ha demostrado ser eficaz en la nicturia debida a la poliuria nocturna idiopática. El momento de administración de los diuréticos es una consideración importante y deben tomarse a media tarde, dependiendo de la semivida sérica específica. Los pacientes que no responden a estos tratamientos básicos deben ser remitidos para un tratamiento especializado. La desmopresina específica de género ha demostrado su eficacia en la nicturia debida a la poliuria nocturna idiopática. El momento de administración de los diuréticos es una consideración importante y deben tomarse a media tarde, dependiendo de la semivida sérica específica. Los pacientes que no responden a estos tratamientos básicos deben ser remitidos para un tratamiento especializado. La desmopresina específica de género ha demostrado su eficacia en la nicturia debida a la poliuria nocturna idiopática. El momento de administración de los diuréticos es una consideración importante y deben tomarse a media tarde, dependiendo de la semivida sérica específica. Los pacientes que no responden a estos tratamientos básicos deben ser remitidos para un tratamiento especializado.

Conclusiones: Primero se debe evaluar la (s) causa (s) de la nicturia en todos los pacientes. Posteriormente, la fisiopatología subyacente debe tratarse específicamente, sola con intervenciones en el estilo de vida o en combinación con medicamentos o cirugía (de próstata).

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/ijcp.13027