En la revista Science Translational Medicine se publicó un estudio que contiene un reciente descubrimiento sobre la artrosis y su tratamiento. El equipo descubrió que la paroxetina ralentiza la degeneración del cartílago y promueve la salud del mismo tanto en ratones como en el cartílago humano in vitro. Fadia Kamal, profesora asistente de ortopedia y rehabilitación en la Facultad de Medicina de Penn State, en Estados Unidos y su equipo, descubrieron que los pacientes con artrosis o lesión aguda en la articulación tenían altos niveles de la enzima quinasa 2 del receptor acoplado a proteína G (GRK2) en sus condrocitos. De esta manera, comprobaron que dicha enzima tiene un papel central en la degeneración del cartílago, ya que estimula la destrucción de la matriz por los condrocitos. En uno de los experimentos, llevaron a cabo una supresión genética de esta enzima quinasa en las células del cartílago de ratones, y en el otro, administraron paroxetina a los ratones. En ambos casos, comprobaron que la supresión de la enzima no sólo impedía la hipertrofia de los condrocitos y detenía la progresión de la artrosis, sino que también fomentaba la regeneración del cartílago. En otros experimentos con cartílago artrósico humano cultivado, el equipo también confirmó la capacidad de la paroxetina para mitigar la hipertrofia de condrocitos y la degradación del cartílago. Actualmente, el equipo está buscando la aprobación de la FDA para un nuevo ensayo de este medicamento para tratar la artrosis. Kamal señaló que “estos hallazgos identifican a paroxetina como un fármaco modificador de la enfermedad para el tratamiento de la artrosis.

Palabras clave: paroxetina, artrosis, osteoartritis,

Fuente: https://www.20minutos.es/noticia/4579319/0/el-antidepresivo-comun-puede-ser-el-primer-tratamiento-para-la-artrosis/?autoref=true