La prevalencia de úlceras por presión (UPP) en pacientes hospitalizados varía entre el 5 y 15%, siendo mayor en pacientes admitidos a unidades de cuidados intensivos (UCI) y servicios de larga estancia (1). A pesar de los esfuerzos realizados en años recientes para su diagnóstico y tratamiento oportuno, constituyen en la actualidad un serio problema de salud pública, con consecuencias físicas, psicológicas y sociales, que afectan la calidad de vida de los pacientes (2,3).

En el estudio publicado por Flores-Lara Y. y col. (4), se estableció como objetivo determinar la frecuencia de UPP y los factores asociados a su presentación, en pacientes de un hospital nacional de Lima, Perú. Para ello, los autores reportan el número de pacientes con UPP por semanas de hospitalización, atendidos en diferentes servicios de hospitalización durante el año 2016. Durante dicho periodo se registraron 30 casos de UPP, siendo la mayoría observados en pacientes de UCI (41,67%), Cirugía General (16,67%) y Medicina Interna (9,52%). Además, el 60% del total de casos de UPP se presentaron en adultos mayores de 60 años.

Sin embargo, el análisis del artículo permite identificar una serie de limitaciones metodológicas que los autores no comentan en la discusión y que influyen en la validez interna y externa de los resultados obtenidos, como son: el diseño y objetivos del estudio, la delimitación de la población y la definición de casos.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://revistas.upch.edu.pe/index.php/RMH/article/view/3951/4497