Los pacientes con malestar agudo con sospecha de trombocitopenia y trombosis inmunitaria inducida por vacunas (VITT) deben ser remitidos de inmediato al departamento de emergencias, dice una nueva guía rápida del Instituto Nacional para la Excelencia en la Salud y la Atención (NICE).

Sin embargo, se debe realizar un hemograma completo en atención primaria si el paciente no se encuentra gravemente enfermo y si se pueden obtener los resultados el mismo día. Si estos análisis de sangre muestran un recuento de plaquetas bajo, el paciente debe ser remitido al servicio de urgencias el mismo día.

NICE dice que, aunque VITT es extremadamente raro, con 14,2 casos por millón de dosis de una vacuna covid-19, la afección requiere un diagnóstico rápido y un tratamiento urgente.

Al 14 de julio, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios había recibido informes de “tarjeta amarilla” de 411 casos de eventos tromboembólicos importantes con trombocitopenia concurrente después de la vacunación con la vacuna AstraZeneca y 15 casos después de la vacuna Pfizer-BioNTech.2

Síntomas

La guía NICE ha sido adaptada de la guía producida por el Panel de Expertos en Hematología del Reino Unido en mayo.3 Se debe sospechar de VITT si un paciente tiene alguno de los siguientes síntomas entre cinco y 30 días después de recibir la vacuna covid-19:

Nueva aparición de dolor de cabeza intenso, que empeora y no responde a analgésicos simples.
 Un dolor de cabeza inusual que parece empeorar al acostarse o inclinarse o puede ir acompañado de visión borrosa, náuseas y vómitos, dificultad para hablar, debilidad, somnolencia o convulsiones.
 Hematomas o sangrado por pinchazos nuevos e inexplicables.
 Falta de aire, dolor en el pecho, hinchazón de las piernas o dolor abdominal persistente.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=98813