Resumen

Introducción: La pandemia de COVID-19 está cambiando los enfoques de diagnóstico, tratamiento y atención en la esclerosis múltiple (EM). Durante las fases inicial y máxima de la epidemia, se suspendió la administración de fármacos modificadores de la enfermedad, típicamente inmunosupresores administrados en pulsos, debido a la incertidumbre sobre su impacto en la infección por SARS-CoV-2, principalmente en pacientes contagiosos asintomáticos / presintomáticos. El propósito de este estudio es presentar un algoritmo de seguridad que permita a los pacientes reanudar la terapia inmunosupresora de pulso (PIT) durante la relajación de las medidas de bloqueo.

Métodos: Desarrollamos un algoritmo de seguridad basado en nuestra experiencia clínica con EM y la evidencia publicada disponible; el algoritmo ayuda en la detección de casos contagiosos asintomáticos / presintomáticos y de pacientes con síntomas leves de infección por SARS-CoV-2 con el fin de retirar la PIT en estos pacientes y prevenir nuevas infecciones en los hospitales de día.

Resultados: Desarrollamos un algoritmo de cribado clínico / microbiológico consistente en una lista de verificación de síntomas, aplicada durante una teleconsulta 48 horas antes de la sesión programada de PIT, y prueba de PCR para SARS-CoV-2 en exudado nasofaríngeo 24 horas antes del procedimiento.

Conclusión: La aplicación de nuestro algoritmo de seguridad presenta una relación riesgo-beneficio favorable a pesar de que se desconoce la proporción real de individuos asintomáticos y presintomáticos. La prueba de PCR sistemática, que proporciona la mayor sensibilidad para detectar casos presintomáticos, combinada con la detección temprana de los síntomas de la infección por SARS-CoV-2 puede reducir las infecciones y mejorar la detección de pacientes de alto riesgo antes de que reciban PIT.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0213485320301389?via%3Dihub