Un ensayo clínico aleatorizado de prevención de trombosis en pacientes ambulatorios sintomáticos (ACTIV-4B), pero clínicamente estables con COVID-19, investigó si la adición de terapia antitrombótica, en comparación con placebo, reduce los resultados adversos cardiopulmonares importantes durante un período de tratamiento de 45 días. El estudio doble ciego y controlado con placebo comparó la terapia anticoagulante y antiplaquetaria entre 7 000 participantes y concluyó que el tratamiento con aspirina o apixabán, en comparación con placebo, no redujo la tasa de mortalidad por todas las causas, tromboembolismo venoso o arterial, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular u hospitalización por causa cardiovascular o pulmonar. Estos datos no apoyan el uso de aspirina o apixabán en el ámbito ambulatorio para reducir las principales consecuencias cardiovasculares o pulmonares adversas asociadas con la infección por SARS-CoV-2 sintomática pero clínicamente estable. Sin embargo, el estudio se terminó después de la inscripción del 9% de los participantes debido a una tasa de eventos más baja de lo previsto.

Palabras claves: terapia antitrombótica, COVID-19, aspirina, apixabán, anticoagulante, antiplaquetaria,

Link: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=99408