A pesar de las ventajas que ofrecen las tecnologías de la información y la comunicación y el Internet, su uso sin control puede generar efectos negativos a la salud como dependencia o adicción, reflejándose en principio, como cambios en el tiempo de descanso, actividad física, hábitos de alimentación y ocio, además de cambios nocivos en la vida familiar y en la dinámica social, lo que puede provocar otros problemas como baja autoeficiencia, síndrome de fatiga informativa, tecnofobia, distrés o actitudes negativas hacia las mismas, como ansiedad o angustia en el uso de computadoras o celulares, sea por trabajo o por actividades personales y cotidianas, así lo aseguró la doctora Adela Alba Leonel, Académica de la Facultad de Medicina de la UNAM. El tecnoestrés es una enfermedad de adaptación causada por la falta de habilidad para tratar con las nuevas tecnologías del ordenador de manera saludable, mientras que el Instituto Nacional de Higiene en el Trabajo de España ha acuñado tres términos relativos al tecnoestrés: tecno fatiga (cansancio mental o agotamiento cognitivo por el uso continuo de nuevas tecnologías); tecno ansiedad, que se focaliza en las alteraciones de la dimensión afectiva y tecno adicción, referente al deseo incontrolable de estar conectado a las tecnologías en todo momento. En México, el 48 % de los estudiantes universitarios y profesionistas de las distintas áreas permanece en Internet más tiempo del que desea. Comparado con estadísticas de otros países, la prevalencia es mucho más alta.

Palabras claves: estrés, adicción, fatiga, ansiedad, tecnología de la comunicación e información, internet,

Enlace: gaceta.facmed.unam.mx/index.php/2021/01/27/tecnoestres-adiccion-fatiga-y-ansiedad-por-el-uso-de-internet/