En el manejo de las heridas infectadas ha surgido una gran cantidad de tratamientos diversos los cuales demuestran una tasa de efectividad variable. Dentro de éstos se encuentran el uso de irrigación con solución salina únicamente, el lavado con agua y jabón, y el uso de antisépticos tópicos, cada procedimiento con aspectos favorables y desfavorables para su manejo. Dentro del grupo de los antisépticos tópicos se encuentran las soluciones superoxidadas (SOS) las cuales presentan las ventajas de cualquier antiséptico tópico, sin su efecto local indeseable, teniéndolas así, como una alternativa en el manejo de las heridas infectadas. En las líneas subsecuentes se realizará un análisis de las propiedades de estas SOS y de sus efectos sobre las heridas infectadas, así como sus ventajas sobre los métodos tradicionales.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.medigraphic.com/pdfs/juarez/ju-2010/ju102d.pdf