El dolor dental generalmente se trata con intervenciones clínicas y coadyuvantes farmacológicos como los AINEs. Sin embargo, su percepción y modulación está mediada por diferentes mecanismos nociceptivos y estas estrategias pueden ser insuficientes. La analgesia multimodal se refiere al uso de 2 o más fármacos analgésicos que atenúan o bloquean diferentes mecanismos de dolor, obteniendo un mayor efecto clínico. Dentro de este concepto, el sinergismo farmacológico juega un papel importante, combinando diferentes moléculas en dosis más bajas para disminuir también los efectos secundarios. Dado que no hay prescripciones estándar para ser usadas en todos los pacientes, los enfoques multimodales permiten al clínico realizar combinaciones responsables y eficaces, individualizando la analgesia como el camino hacia el éxito.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.medigraphic.com/pdfs/odovtos/ijd-2019/ijd191a.pdf