El síndrome inflamatorio multisistémico en pediatría (SIMP) asociado a COVID-19 se caracteriza por inflamación “extrema”, fiebre, síntomas abdominales, conjuntivitis y erupción cutánea, según una revisión sistemática de 662 casos en todo el mundo que se publicó en la revista EClinicalMedicine. Los autores informaron que los niños mostrarán, típicamente, signos y síntomas de tres a cuatro semanas después de la infección por COVID-19 y muchos progresarán rápidamente a shock e insuficiencia cardiorrespiratoria. El Dr. Álvaro Moreira del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas dijo que los niños no necesitan exhibir los síntomas respiratorios superiores clásicos del COVID-19 para desarrollar el síndrome inflamatorio multisistémico, por lo que pueden desarrollar esta inflamación exagerada en el cuerpo, incluso, antes de saber que tenían una infección por SARS-CoV-2. Los médicos instan al reconocimiento inmediato de esta patología vinculada a COVID-19 para mejorar los resultados, ya que así el personal médico responderá en consecuencia con un equipo multidisciplinario que se centrará en la reanimación cardíaca, el soporte respiratorio y la administración de inmunoglobulinas y corticosteroides por vía intravenosa.

Palabras clave: Síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico, COVID-19, niños, shock

Fuente: https://www.medscape.com/viewarticle/937094