¿Hallazgo incidental o problema real?

Es un fenómeno poco común causado por la compresión extrínseca del tronco celíaco por el ligamento arcuato mediano.

El ligamento arcuato es un arco fibroso que une ambos pilares del diafragma a sendos lados del hiato aórtico. Este ligamento discurre habitualmente por encima del origen del tronco celiaco.

Viñeta clínica
Una mujer de 43 años ingresó con dolor en el epigastrio y cuadrante superior derecho que irradiaba a la espalda y se asociaba con náuseas y arcadas secas. El dolor había comenzado repentinamente 5 días antes. Ella lo describió como ardiente, similar a la presión e intermitente sin ninguna relación con las comidas. No tenía vómitos, fiebre, escalofríos, cambios en los hábitos intestinales o pérdida de peso reciente no intencionada. Tenía antecedentes de enfermedad crónica por reflujo gastroesofágico y había tenido múltiples episodios de este dolor epigástrico en los últimos años, pero siempre pensó que estaba relacionado con su reflujo y nunca fue tan severo. Nunca se había sometido a una endoscopia digestiva alta.

La arteria celíaca más allá del área de estrechamiento estaba ampliamente permeable. Había colaterales arteriales prominentes en la región peripancreática, con cierta prominencia de la arteria gastroduodenal probablemente relacionada con la contribución a la distribución celíaca de la arteria mesentérica superior (Figura 2). La arteria mesentérica superior y la arteria mesentérica inferior estaban ampliamente permeables sin evidencia radiográfica de isquemia intestinal.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=98177