Una investigación realizada en Reino Unido y que se publica en Psychological Medicine es el primer estudio prospectivo, basado en dispositivos, acerca del comportamiento sedentario y síntomas de ansiedad en adolescentes. El comportamiento sedentario es un factor de riesgo modificable para los trastornos de ansiedad y una fuente importante de discapacidad global que generalmente comienza con la adolescencia. Durante el estudio se observaron los patrones de movimiento diarios en alrededor de 4 000 adolescentes de 12, 14 y 16 años utilizando dispositivos de seguimiento de actividad. Los participantes en el estudio también informaron sobre sus síntomas de ansiedad en cada momento y nuevamente a los 18 años. Se obtuvo que los adolescentes que pasaban más tiempo sentados cada día entre los 12 y los 16 años tenían más probabilidades de experimentar síntomas de ansiedad a los 18 años. Se concluyó que el comportamiento sedentario es un posible factor de riesgo para el aumento de los síntomas de ansiedad durante la adolescencia, independientemente del volumen total de actividad física. En lugar de centrarse en una actividad moderada a vigorosa, reemplazar el comportamiento sedentario diario con una actividad ligera durante la adolescencia podría ser el método más adecuado para reducir los síntomas de ansiedad futuros.

Palabras claves: adolescentes, depresión, sedentarismo, actividad física, salud mental,

Link:https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=97785