La mayoría de nosotros probablemente hayamos visto más de una vez en series o filmes la técnica que se usa para resucitar a una persona.

Y ciertamente, la historia temprana de la reanimación cardiopulmonar (RCP), también fue, en muchos sentidos, un tema de película y drama.

El 1 de junio de 1782, por ejemplo, un periódico de Filadelfia publicó la noticia del último milagro de la reanimación: un niño de 5 años había vuelto a la vida después de ahogarse en el río Delaware. El pequeño Rowland Oliver estaba jugando en uno de los ajetreados muelles que la industrialización había traído a sus orillas cuando cayó al agua.

Luchó durante diez minutos y luego quedó flácido. Finalmente, un trabajador lo sacó y lo llevó a casa.

Según el periódico, los padres estaban convencidos de que solo estaba muerto en apariencia, lo que les dio energía para actuar. “Le quitaron toda la ropa inmediatamente, lo abofetearon” y “lo frotaron con paños de lana empapados en alcohol”.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.bbc.com/mundo/noticias-59179834