Investigadores de EE.UU. han desarrollado y probado la primera terapia con células T (CAR-T) utilizando clorotoxina (CLTX), un compuesto que está presente en el veneno del escorpión, para dirigir las células T hacia las células tumorales cerebrales según datos publicados en «Science Translational Medicine. Los CAR incorporan habitualmente una secuencia de anticuerpos monoclonales, lo que permite a las células T CAR reconocer los antígenos y matar las células tumorales. Sin embargo, el CLTX-CAR utiliza una secuencia de péptidos de 36 aminoácidos, primero aislada del veneno del escorpión y ahora diseñada para servir como dominio de reconocimiento de CAR. El glioblastoma, el tipo más común de tumor cerebral, y se encuentra entre los cánceres humanos más mortales. Para el estudio, los investigadores del Centro de Investigación Biomédica City of Hope, utilizaron células tumorales obtenidas a partir de las muestras de un grupo de pacientes con glioblastoma con el objetivo de comparar la unión a clorotoxina con la expresión de antígenos actualmente bajo investigación como dianas para las células T CAR. De esta forma descubrieron que clorotoxina se ligaba a una mayor proporción de tumores. Las células CAR-T dirigidas por CLTX demostraron ser muy efectivas para matar selectivamente las células de glioblastoma humanas en ensayos preclínicos y en modelos animales, se afectar a las células sanas. Debido a los positivos resultados, el equipo tiene la intención de llevar esta terapia a pacientes diagnosticados con glioblastoma con la esperanza de mejorar los resultados contra este cáncer intratable hasta ahora. Con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos, ya están reclutando los pacientes para el primer ensayo clínico en humanos.

Palabras clave: toxina, veneno del escorpión, terapia CAR T, clorotoxina, terapia con células T, glioblastoma, tratamiento, cáncer

Fuente: https://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-reutilizan-toxina-veneo-escorpion-terapia-para-cancer-202003042000_noticia.html