Los lactantes muy prematuros tienen un mayor riesgo de sufrir resultados adversos en la primera infancia. Una investigación, dirigida por la Universidad de Sydney, evaluó si el pinzamiento tardío del cordón umbilical reduce la mortalidad o la discapacidad en los primero 2 años. Se trata del ensayo clínico más grande y galardonado sobre el pinzamiento tardío del cordón umbilical en bebés nacidos antes de las 30 semanas y se llevó a cabo en 25 hospitales de siete países. Durante la investigación se compraron los resultados de más de 1 500 bebés, 767 de ellos con un retraso de 60 segundos en el pinzamiento del cordón, mientras que en el resto se pinzó el cordón en los primeros 10 segundos después del parto. Los investigadores encontraron que retrasar el pinzamiento reduce en un 17% el riesgo relativo de muerte o discapacidad grave de un niño en la primera infancia. Esto incluyó una reducción del 30% en la mortalidad antes de los dos años. Además, un 15% menos de bebés en el grupo de pinzamiento tardío necesitaron transfusiones de sangre después del nacimiento. El líder del estudio, el profesor William Tarnow-Mordi, director de ensayos neonatales y perinatales del Centro de ensayos clínicos y profesor de medicina neonatal en la Facultad de Medicina y Salud, dijo que el simple proceso de esperar un minuto antes de pinzar el cordón es una intervención sin costos que tendrá un impacto significativo en todo el mundo.

Palabras claves: cordón umbilical, prematuros, pinzamiento tardío del cordón umbilical, nacimiento, recién nacidos, niños, bebés,

Link: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=99846