Última modificación del contenido feb. 2021

El resfriado común es una infección viral aguda autolimitada, en general afebril, que causa síntomas respiratorios altos, como rinorrea, tos y odinofagia. El diagnóstico es clínico. El lavado de manos ayuda a prevenir su diseminación. El tratamiento es sintomático.

Alrededor del 50% de los resfriados se debe a uno de los > 100 serotipos de rinovirus. Los coronavirus causan algunos brotes, y las infecciones por los virus de influenzavirus de parainfluenzaenterovirusadenovirusvirus sincitial respiratorio, y metaneumovirus también pueden manifestarse como resfriado común, en particular en pacientes que experimentan una reinfección.

Las infecciones por rinovirus son más frecuentes durante el otoño y la primavera y menos frecuentes durante el invierno.

Los rinovirus se diseminan con mayor eficiencia por el contacto interpersonal, aunque también pueden transmitirse a través de partículas grandes aerosolizadas.

La principal barrera contra la infección es la presencia de anticuerpos específicos neutralizadores en el suero y las secreciones, inducidos por la exposición previa al mismo virus o a virus estrechamente relacionados. La susceptibilidad a presentar un resfriado no se modifica por la exposición a temperaturas frías, por el estado de salud y nutrición del huésped o por la presencia de malformaciones en las vías respiratorias superiores (p. ej., aumento del tamaño de las amígdalas o las adenoides).

Signos y síntomas

Después de un período de incubación comprendido entre 24 y 72 horas, los síntomas del resfriado comienzan con irritación faríngea u odinofagia, seguida de estornudos, rinorrea, obstrucción nasal y malestar general. La temperatura suele ser normal, en particular cuando el virus patógeno es rinovirus o coronavirus. Las secreciones nasales son acuosas y abundantes durante los primeros días, pero luego pueden convertirse en mucoides y purulentas. Las secreciones mucopurulentas no indican una sobreinfección bacteriana. La tos suele ser leve, pero a menudo se prolonga hasta la segunda semana. La mayoría de los síntomas provocados por resfriados no complicados se resuelven en 10 días.

Los resfriados pueden exacerbar episodios de asma y bronquitis crónica.

En la infección por rinovirus, el esputo purulento o los síntomas significativos de las vías respiratorias inferiores son inusuales. La sinusitis purulenta y la otitis media pueden ser secundarias a la infección viral propiamente dicha o a una infección bacteriana secundaria.

Conceptos clave

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.merckmanuals.com/es-pr/professional/enfermedades-infecciosas/virus-respiratorios/resfriado-com%C3%BAn?query=resfriado%20com%C3%BAn