Un análisis prospectivo con más de 35 años de seguimiento muestra que el asma es un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular. Utilizando los datos de la cohorte de descendientes de Framingham, el objetivo del estudio fue examinar longitudinalmente la asociación entre el asma y el riesgo de enfermedad cardiovascular de por vida, mientras se controlan los factores de riesgo cardiovascular incluidos en la puntuación de riesgo de Framingham. Se analizaron los datos de una cohorte prospectiva basada en una población de 3 612 personas, de 17 a 77 años, que participaron en los exámenes del Framingham Offspring Study . El asma se definió con base en el diagnóstico médico durante las entrevistas del estudio, mientras que para las enfermedades cardiovasculares incidentes se incluyeron el infarto de miocardio, angina, insuficiencia coronaria, accidente cerebrovascular, ataque isquémico transitorio e insuficiencia cardíaca. En general, 533 (15%) participantes tuvieron un diagnóstico de asma y 897 (25%) desarrollaron enfermedad cardiovascular en el transcurso del estudio. Los análisis no ajustados revelaron que el asma se asoció con una mayor incidencia de enfermedad cardiovascular. Por tanto, el asma debe evaluarse y tratarse como un factor de riesgo que contribuye a la morbilidad y la mortalidad cardiovascular.

Palabras claves: asma, enfermedad cardiovascular, Framingham, morbilidad, mortalidad,

Link https://www.intramed.net/97890