El taponamiento faríngeo es un procedimiento habitual realizado por los anestesistas tras la inducción anestésica en cirugía dental, maxilofacial, nasal y de vía aérea superior. No obstante, parece no haber una clara evidencia que apoye esta práctica. El propósito principal de este artículo es contestar a la pregunta: ¿Cuál es la evidencia que sustenta la colocación del taponamiento faríngeo por parte de los anestesistas?

Para ello se llevó a cabo una revisión sistemática y búsqueda bibliográfica, que no consiguieron encontrar evidencia científica de calidad que avalase el uso del taponamiento. Sin embargo, se encontraron varios artículos en los que se exponían complicaciones de diversa gravedad y se ofrecían recomendaciones sobre cómo evitarlas.

Tras los resultados de esta búsqueda, los autores del estudio no recomiendan la inserción rutinaria del taponamiento por parte de los anestesistas y aconsejan una indicación cuidadosa. Se presenta un protocolo de inserción del taponamiento.

Pensamos que es importante realizar estudios como este, en el que se ponen en duda aspectos de la práctica diaria que pueden estar más basados en la tradición o en la rutina que en la evidencia científica.

Para mayor información dar click en el siguiente link:

http://revistaanestesiar.org/index.php/rear/article/view/717/1211