La enfermedad Coronavirus 2019, fue declarada pandemia por la Organización Mundial de la Salud el 11 de marzo de 2020; el primer caso registrado en Costa Rica fue el 6 de marzo de 2020, y 105 días después reportó 2058 casos, con un amplio rango de edad (0-92 años). Su agente etiológico es el beta coronavirus SARSCoV- 2. La transmisión de humano a humano está bien confirmada principalmente por la vía respiratoria. La presencia de portadores asintomáticos del virus y su transmisión, incluso sin la manifestación de síntomas, desafía a los profesionales de la salud. Por esta razón, es obligatorio asumir todos los pacientes que necesitan atención dental como posibles portadores del SARS-CoV-2 y, en consecuencia, aplicar medidas de bioseguridad con criterios estrictos. En la presente revisión de la literatura, nuestro objetivo es recomendar las medidas de bioseguridad que se aplicarán durante los exámenes de imágenes de pacientes dentales debido a la pandemia de Coronavirus-2019. Encontramos que en ausencia de tratamiento para la enfermedad de COVID-19 y debido a su alta transmisibilidad, las medidas más efectivas para prevenir su propagación son aquellas que permitan su contención. Por lo tanto, se recomienda:

1) adquirir exámenes por imágenes solo en caso de urgencias o emergencias dentales,

2) priorizar el uso de exámenes extraorales, como la radiografía panorámica o CBCT, bajo el principio de ALADAIP y

3) se deben usar los exámenes intraorales solo en caso de falta de dispositivos de imágenes extraorales, o por la necesidad de resolver tareas de diagnóstico en las que tienen un valor de diagnóstico superior al de los exámenes extraorales.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.medigraphic.com/pdfs/odovtos/ijd-2020/ijd203m.pdf