Catalogado como un ‘superalimento’, la espirulina se ha puesto muy de moda en la última década, siendo objeto de gran interés por sus numerosas propiedades funcionales y dietéticas. A diferencia de la creencia popular, la espirulina no se obtiene a partir de algas, sino de una cianobacteria en forma de espiral y color verdiazul. Las cianobacterias se caracterizan por tener unos pigmentos especiales que les proporcionan ese tono azulado muy característico y unas propiedades muy interesantes. En cuanto a la salud individual, la espirulina aporta muchos beneficios. Por su gran aporte de macronutrientes, se utiliza para controlar los niveles de inflamación, así como ayudante en el desarrollo cognitivo y el mantenimiento de la salud cerebral. Pude ofrecer protección cardiovascular ya que se ha comprobado que mejora los perfiles lipídicos como los niveles de colesterol y triglicéridos. Por otro lado, está demostrado científicamente que la espirulina inhibe la agregación plaquetaria y se toma en cuenta como medida preventiva de la trombosis. Ayuda a potenciar las funciones del sistema inmune, pues eleva las cifras de glóbulos blancos en sangre y también potencia la función de las células Natural Killer (NK) que tienen como objeto principal la destrucción de células cancerígenas.

Palabras clave: espirulina, protección, salud, superalimento

Enlace: https://www.mundodeportivo.com/vidae/salud/20201130/483766599446/que-es-la-espirulina-y-para-que-sirve.html