El Departamento de Justicia de EE.UU. anunció que ha llegado a un acuerdo por valor de 8.340 millones de dólares con la farmacéutica Purdue Pharma, fabricante del medicamento opiáceo altamente adictivo OxyContin, para cerrar los casos civiles y criminales que mantenía desde hace años con la empresa y sus propietarios, la familia Sackler.

Purdue Pharma ha acordado declararse culpable en un tribunal federal de Nueva Jersey de tres cargos criminales relacionados con pagos fraudulentos a proveedores de atención médica y otras acciones, y por ello deberá pagar “las multas más grandes que jamás se han impuesto a un productor farmacéutico“, en palabras de la fiscalía federal de ese estado.

Ese acuerdo allana el camino para que la farmacéutica, que se declaró en bancarrota hace un año debido a un aluvión de demandas, entregue sus futuros beneficios a las ciudades y estados que la acusan de alimentar la crisis de los opiáceos en el país, y además no impedirá al Gobierno perseguir a los dueños o empresarios de Purdue en el futuro.

El abuso y desvío de los opiáceos con receta médica ha contribuido a una tragedia nacional de adicción y muerte, además de la causada por los opiáceos ilegales en las calles“, dijo en un comunicado el fiscal general adjunto de EE.UU., Jeffrey Rosen.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

http://www.pmfarma.com.mx/noticias/17348-purdue-pharma-pagara-8.340-millones-de-dolares-por-la-crisis-de-opiaceos.html