Catalogada su labor como Servicios de Salud Indispensables, el profesional de la odontología se ha mantenido al pendiente de sus pacientes durante la pandemia de COVID-19, brindando atención de urgencia a quien lo solicita. A su regreso a la práctica típica, el odontólogo encontrará un entorno distinto o NUEVA NORMALIDAD, viéndose obligado a hacer modificaciones clínicas pertinentes y preparar a su equipo de trabajo para continuar brindando atención de calidad con un margen de seguridad amplificado, que de igual manera proteja a pacientes y al equipo de trabajo. Ante la falta de una vacuna que brinde protección y de tratamiento específico contra el SARS-CoV-2 (COVID-19), elevar el nivel de control de infecciones en el consultorio se vuelve ineludible y posiblemente irreversible en el quehacer odontológico cotidiano. En este artículo se propone un Protocolo de Control de Infecciones en la consulta odontológica que permita brindar seguridad en la atención bucal, considerando COVID-19, útil también para control infeccioso de otros patógenos virales o bacterianos.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.medigraphic.com/pdfs/adm/od-2020/od203d.pdf