La American Heart Association emitió recientemente una declaración sobre la prevención de endocarditis infecciosa relacionada con procedimientos dentales, la cual se publicó en la revista Circulation. Se tomaron como referencia los artículos publicados sobre el cumplimiento de las pautas de 2007 y se realizó una actualización basada en la evidencia. De esta manera, los expertos concluyeron que la endocarditis infecciosa por estreptococo del grupo viridans es mucho más probable que se desarrolle como consecuencia de una bacteriemia transitoria atribuible a actividades diarias como masticar alimentos y cepillarse los dientes, que como resultado de un procedimiento dental. Así que, la profilaxis antibiótica, solo podría prevenir un número extremadamente pequeño de casos de Endocarditis infecciosa por un procedimiento dental y debe sugerirse solo en los pacientes con el mayor riesgo de resultados adversos de endocarditis, incluso cuando se trate de un procedimiento dental que implique la manipulación de tejidos gingivales, la región periapical de los dientes o la perforación de la mucosa oral. Los expertos aseguran que el mantenimiento de una buena salud bucal y el acceso regular a la atención dental se consideran más importantes para prevenir esta afección cardiaca y se sugiere que los pacientes se sometan a exámenes dentales semestrales cuando dicha atención esté disponible.

Palabras claves: Endocarditis infecciosa, profilaxis, antibióticos, estreptococo, salud bucal,

Link https://www.intramed.net/98198