El estudio, publicado en el European Heart Journal, incluyó a varios miles de pacientes y evidencia que los hombres tienen concentraciones más altas de enzima convertidora de angiotensina 2 en su sangre que las mujeres. El Dr. Adriaan Voors profesor de cardiología en el Centro Médico de la Universidad de Groningen en Países Bajos, quien dirigió el estudio, dijo que la enzima convertidora de angiotensina 2 es un receptor en la superficie de las células, al cual se une el coronavirus y que le permite entrar e infectar células sanas. Niveles altos de dicha enzima están presentes en los pulmones y, por lo tanto, se cree que juegan un papel crucial en la progresión de los trastornos pulmonares relacionados con COVID-19. Cuando los investigadores analizaron una serie de factores clínicos que podrían desempeñar un papel en las concentraciones de enzima convertidora de angiotensina 2, incluido el uso de IECA, ARA y antagonistas de los receptores de mineralocorticoides, así como antecedentes de enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfermedad coronaria y fibrilación auricular, descubrieron que el sexo masculino era el predictor más fuerte de las concentraciones elevadas. No se encontraron evidencia de que los IECA y ARA estén vinculados al aumento de las concentraciones de enzima convertidora de angiotensina 2 en plasma, por lo cual no se justifica la suspensión de estos medicamentos en pacientes cuya patología lo requiera. Esta enzima se encuentra no solo en los pulmones, sino también en el corazón, los riñones y los tejidos que recubren los vasos sanguíneos, y hay niveles particularmente altos en los testículos. Los investigadores especulan que su regulación en los testículos podría explicar en parte las concentraciones más altas de enzima convertidora de angiotensina 2 en los hombres, y por qué son más vulnerables al COVID-19.

Palabras clave: enzima convertidora de angiotensina 2, COVID-19, hombres, testículos

Fuente: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=96108