Resumen

La papilomatosis respiratoria recurrente (PRR) es una enfermedad benigna del tracto aero-digestivo superior causada por la infección por el virus del papiloma humano (VPH), que afecta a niños y adultos jóvenes. El objetivo de esta revisión es describir los principales aspectos etiológicos, epidemiológicos, clínicos, diagnósticos y terapéuticos de la PRR. La mayoría de las infecciones en los niños ocurren al nacer, durante el paso a través de los canales de parto de madres contaminadas. En los adultos, el VPH se transmite por vía sexual. Los papilomas suelen aparecer como nódulos exofíticos, principalmente en la laringe, pero en ocasiones afectan la nasofaringe, el árbol traqueobronquial y el parénquima pulmonar. El curso de la enfermedad es impredecible y va desde la remisión espontánea hasta la enfermedad agresiva persistente o recurrente. Aunque rara vez ocurre, la PRR tiene potencial de transformación maligna en carcinoma de células escamosas. Clínicamente, la PRR suele presentarse con síntomas inespecíficos de afectación de las vías respiratorias, que incluyen tos crónica, ronquera, sibilancias, cambios en la voz, estridor y disnea crónica. La tomografía computarizada (TC) helicoidal es muy precisa para la identificación y caracterización del estrechamiento focal o difuso de las vías respiratorias causado por lesiones vegetantes nodulares. El patrón típico de TC de la papilomatosis pulmonar consiste en numerosas lesiones nodulares multilobuladas de varios tamaños, frecuentemente cavitadas, diseminadas por los pulmones. La broncoscopia es el método más confiable para el diagnóstico de PRR; permite la visualización directa de lesiones en las vías respiratorias centrales y la recogida de muestras de biopsia para el diagnóstico histopatológico, y también es útil para la planificación terapéutica. El diagnóstico definitivo de PRR se basa en el análisis histopatológico. Actualmente, no se dispone de un tratamiento curativo definitivo para la PRR; a pesar de la disponibilidad de tratamientos complementarios, la cirugía sigue siendo el pilar del tratamiento.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.resmedjournal.com/article/S0954-6111(17)30102-6/fulltext