La dexametasona, un antiinflamatorio disponible en el mercado desde hace décadas demostró resultados satisfactorios en pacientes Covid-19 según una investigación realizada por la Universidad de Oxford. La organización mundial de la salud anunció que actualizaría la guía de tratamiento Covid-19 para añadir este medicamento, al mismo tiempo, hizo la acotación de que sólo se debe administrar a pacientes en estado crítico porque es a los que ayuda en su recuperación. Tedros Adhanom, director de la OMS, pidió a los laboratorios farmacéuticos que aumenten su producción de dexametasona y agregó que se debe de distribuir a la brevedad en el mundo entero, recordó que el medicamento puede reducir hasta en una tercera parte las muertes, por lo que es necesario contar con la máxima cantidad posible. Afortunadamente, se trata de un medicamento barato y existen numerosos fabricantes de dexametasona en el mundo entero. Se reiteró que hasta el momento no se ha demostrado que ofrezca beneficios a enfermos en etapas iniciales o asintomáticas y que no se trata de un fármaco preventivo que deban consumir las personas sanas. Con respecto a este tema, Oliva López Arellano, titular de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México acotó que los médicos generales o de primer contacto se deben de abstener de recomendar este medicamento a sus pacientes y advirtió que no debe usarse de forma masiva porque podría ser contraproducente.

Palabras clave: OMS, dexametasona, Covid-19, tratamiento, pacientes graves

Fuente: https://www.saludiario.com/oms-pide-aumentar-produccion-de-dexametasona-para-atender-casos-covid-19/