Los adolescentes con convulsiones psicógenas no epilépticas sufren acoso grave tanto por parte de sus compañeros como del personal de la escuela, según sugieren los resultados de un pequeño estudio presentado en el 75° Congreso Anual de 2021 de la American Epilepsy Society (AES). Aunque las convulsiones psicógenas se parecen a las convulsiones epilépticas, tienen una base psicológica y a diferencia de la epilepsia, no son causadas por una actividad eléctrica anormal del cerebro. A partir de una serie entrevistas, los investigadores encontraron que un tema principal fue el estrés, debido a la intimidación por parte de los compañeros o el acoso por parte del personal de la escuela, gran parte del cual estaba relacionado con acusaciones de que los niños “fingían” ataques para llamar la atención. Algunos adolescentes informaron que se les prohibió asistir a eventos escolares, como excursiones, por temor a que fueran una “distracción”, lo que los llevó a sentimientos de aislamiento y exclusión. Las investigaciones apuntan a una incidencia creciente de convulsiones psicógenas no epiléptica entre los adolescentes; esto puede deberse a que ahora se reconoce mejor, o a los factores estresantes únicos que enfrentan los adolescentes de hoy. Se comprobó que no todos los afectados tenían acceso a un tratamiento, para algunos la atención era inaccesible, mientras que otros habían intentado una intervención de salud mental, pero la habían abandonado. El próximo paso de investigación es intentar cuantificar los hallazgos y comenzar a evaluar cuáles serían los desenlaces si se pudiera que hacer una intervención para mejorar la experiencia escolar de estos adolescentes.

Link: https://espanol.medscape.com/verarticulo/5908211#vp_1