Nuevos antineoplásicos y pruebas diagnósticas para cáncer se han añadido a las listas de medicamentos esenciales y pruebas diagnósticas esenciales de la Organización Mundial de la Salud.

“En todo el mundo, en más de 150 países se utiliza la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud como guía para las decisiones con respecto a cuáles representan la mejor relación costo-utilidad, con base en evidencia e impacto en la salud”, señaló el Director General del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus, Ph. D.

“La inclusión de algunos de los fármacos contra el cáncer más recientes y más modernos en esta lista es una fuerte declaración de que todos merecen acceso a estos fármacos que salvan vidas, no solo quienes los pueden costear”, manifestó.

La nueva lista de medicamentos esenciales enumera varios productos de precio más alto, como inmunoterapias con inhibidores de punto de control para el melanoma y tratamientos de acción molecular específica para el cáncer de pulmón, entre otros.

Medicamentos esenciales

La Organización Mundial de la Salud define medicamentos esenciales como aquellos que satisfacen las necesidades de asistencia médica prioritaria de la población. Los fármacos se seleccionaron con respecto a la carga de enfermedad, la evidencia relacionada con su eficacia y tolerabilidad, y su costo-eficacia comparativo.

Las Listas Modelo de Medicamentos Esenciales de la Organización Mundial de la Salud comenzaron en 1977. La lista de medicamentos generales se actualiza cada dos años, pero las actualizaciones de la lista específica de cáncer han sido más esporádicas. Las revisiones más sustanciales de medicamentos contra el cáncer fueron realizadas en 1984, 1994 y 1999. El último análisis se llevó a cabo en 2015, cuando se añadieron 16 nuevos antineoplásicos.

Para esta última revisión, el comité de expertos aprobó las recomendaciones del Grupo de Trabajo de Medicamentos contra el Cáncer de la Lista de Medicamentos Esenciales de que la Organización Mundial de la Salud adopte un umbral de beneficio de un aumento en la sobrevida de un mínimo de 4 a 6 meses para que un fármaco se considere como elegible para su inclusión en la lista.

El comité ha reconocido la Escala de Magnitud de Beneficio Clínico de la ESMO (ESMO-MCBS) como herramienta de evaluación para identificar tratamientos del cáncer que tienen valor terapéutico potencial. Se recomendó que los elegibles para incluir en la lista de medicamentos esenciales contra el cáncer por lo general tienen una puntuación en ESMO-MCBS de A o B en el contexto curativo, y de 4 o 5 en el contexto no curativo.

El comité de expertos recomendó añadir a la lista de medicamentos esenciales los siguientes nuevos fármacos contra el cáncer.

Para varios tratamientos del cáncer que actualmente están en la lista de medicamentos esenciales se recomendó que se ampliaran las indicaciones y se incluyeran cáncer cervicouterino y mieloma múltiple.

Además, se recomendó que se ampliaran las indicaciones para 10 medicamentos que actualmente están en la lista de medicamentos esenciales y que se incluyeran en la lista de medicamentos esenciales para pacientes pediátricos. Las indicaciones se ampliaron para 11 agentes que en la actualidad están incluidos en dicha lista.

El comité de expertos también consideró varios fármacos antineoplásicos más nuevos, pero decidió no recomendarlos para que se incluyeran en la lista de medicamentos esenciales. Entre los rechazados estuvieron los siguientes:

Pruebas diagnósticas esenciales (in vitro)

La primera lista de pruebas diagnósticas esenciales de la Organización Mundial de la Salud, publicada el año pasado, incluyó pruebas para diagnosticar los trastornos más frecuentes, así como una serie limitada de enfermedades prioritarias globales, como infección por virus de inmunodeficiencia humana, paludismo, tuberculosis y hepatitis. La lista de este año se expandió para incluir más enfermedades transmisibles y no transmisibles.

“La lista de diagnósticos esenciales se introdujo en 2018 como guía para el abastecimiento de pruebas y para mejorar los resultados del tratamiento”, informó la Dra. Mariângela Simão, directora general asistente de la Organización Mundial de la Salud para medicamentos y productos de la salud. “A medida que los países avancen hacia la cobertura en salud universal y que se disponga de más medicamentos, será crucial contar con las herramientas diagnósticas adecuadas para garantizar el tratamiento apropiado”.

Las 12 pruebas recién añadidas a la lista de diagnósticos 2019 que se utilizan para detectar una amplia variedad de tumores sólidos, como cánceres colorrectal, hepático, cervicouterino, de próstata, mama, y de células germinales, así como leucemia y linfomas.

Estas pruebas diagnósticas para cáncer son las siguientes:

En general, la Lista Modelo de Pruebas Diagnósticas In Vitro Esenciales actualizada contiene 46 pruebas generales y 69 pruebas cuyo propósito es detección, diagnóstico y monitorización de enfermedades específicas. La lista se divide en dos secciones, una para las pruebas que se realizan en contextos de la población (incluidas las autopruebas) y una sobre pruebas realizadas en laboratorios clínicos.

Para ver el artículo original dar click en el siguiente link:

https://espanol.medscape.com/verarticulo/5904274#vp_3