Aspectos destacados

El colesterol HDL (colesterol unido a lipoproteínas de alta densidad), o “colesterol bueno”, se asocia con una disminución del riesgo de enfermedad cardiovascular, ya que transporta el colesterol depositado en las arterias hasta el hígado para su eliminación. Esto contrasta con el llamado “colesterol malo”, LDL (colesterol de lipoproteínas de baja densidad), que hace que el colesterol se acumule en las arterias y aumente el riesgo cardiovascular.

Aunque los medicamentos que reducen el colesterol LDL reducen el riesgo cardiovascular, los que aumentan el colesterol bueno no han demostrado ser eficaces para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca. Esta paradoja ha puesto en duda la relación entre el colesterol bueno y el riesgo cardiovascular, y los investigadores ahora están estudiando las características de estas partículas de colesterol bueno o HDL.

Un estudio liderado por el Instituto de Investigaciones Médicas del Hospital del Mar (IMIM), publicado en la revista Metabolism, Clinical and Experimental, ha demostrado ahora que no todo el colesterol bueno es saludable. Investigadores del CIBER de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV), del CIBER de Obesidad y Nutrición (CIBEROBN) y del CIBER de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP), así como otros del Hospital Clínic-IDIBAPS, IDIBELL, el Hospital de la Santa En este estudio también participaron el Instituto de Investigación Creu i Sant Pau y el Hospital Clínico Universitario de Zaragoza.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=97692