En contradicción con las directrices de las autoridades sanitarias, una investigación ha reportado que las mujeres con unos niveles de colesterol LDL (colesterol «malo») excesivamente bajos podrían enfrentarse a un mayor riesgo de ictus hemorrágico.
Tras un seguimiento medio de 19,3 años de 27.937 mujeres mayores de 45 años, los investigadores constataron 137 casos de ictus hemorrágico y determinaron que las mujeres con niveles de colesterol LDL de 70 mg/dL o menores tenían 2,17 veces más probabilidades (IC 95%: 1,05-4,48) de experimentar un ictus hemorrágico en comparación con las que presentaban unos niveles de colesterol LDL en el rango de 100-130 mg/dL. Se observó una dinámica similar con los triglicéridos. Las mujeres con los niveles más bajos de triglicéridos (< 74 mg/dL) también experimentaron el doble de riesgo (IC 95%: 1,18-3,39) de ictus hemorrágico en comparación con las mujeres con los niveles más altos (> 156 mg/dL). Sin embargo, los aumentos en el riesgo son pequeños en términos absolutos y existe un riesgo mucho más alto de que un paciente con niveles elevados de colesterol LDL pueda sufrir un ictus isquémico o un ataque cardiaco.
Los autores han apuntado la teoría de que niveles bajos de colesterol LDL y de triglicéridos podrían debilitar las paredes de los vasos sanguíneos, aumentando el riesgo de un ictus hemorrágico, aunque el estudio no probó una relación causal.

Si%2Bt%25C3%25BA%2Bsufres%2Bde%2Btener%2Bel%2BColesterol%2Bbajo%2Besto%2Bpodr%25C3%25ADa%2Bpasarte 

 

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

Neurology 2019; Apr 10. [Epub ahead of print]