Objetivo:

Determinar la diferencia en el grosor corneal en los diferentes tipos de glaucoma y en pacientes con hipertensión ocular.

Material y métodos:

Se revisaron 72 pacientes, 18 por grupo, con diagnóstico de hipertensión ocular (HTO), glaucoma de tensión normal (GTN), glaucoma primario de ángulo abierto (GPAA) y pacientes sanos (PS). Se midió el grosor corneal central por paquimetría ultrasónica y óptica y se tomó la presión intraocular (PIO) con tonómetro de aplanación de Goldmann. Se utilizó estadística descriptiva y prueba de ANOVA.

Resultados:

Los pacientes con HTO presentaron un grosor corneal central significativamente mayor comparado con los pacientes sanos (ANOVA p<0.0001; Bonferroni p<0.048). Los pacientes con GTN, GPAA y PS no presentaron diferencias estadísticamente significativas, sin embargo, 30% de los pacientes con GTN tenían un grosor menor a 520 micras.

Conclusion:

Es recomendable realizar paquimetría corneal ultrasónica en pacientes con hipertensión ocular para evitar la sobreestimación de la PIO obtenida con tonometría de aplanación.