Los investigadores de la Universidad Ben-Gurion del Negev, en Israel, han descubierto una subred neuronal de regiones conectadas entre el cerebro y la frecuencia eléctrica basal gástrica que se correlaciona con la pérdida de peso futura, basada en patrones de conectividad. Los hallazgos del equipo multidisciplinario, publicados en la revista NeuroImage, respaldan una teoría neuronal predominante de que las personas con una mayor respuesta neuronal, al ver y oler alimentos, tienden a consumirlos en exceso y aumentan de peso de manera constante. Gidon Levakov, quien dirigió el estudio, dijo que el descubrimiento aporta evidencia de que la pérdida de peso no es simplemente una cuestión de fuerza de voluntad, sino que en realidad está conectada a señales visuales y olfativas mucho más básicas. El equipo evaluó a 92 personas durante una intervención de pérdida de peso con cambios en el estilo de vida de 18 meses y antes de la intervención, se sometieron a una batería de imágenes cerebrales y pruebas de función ejecutiva del comportamiento. La pérdida de peso de los participantes se midió después de seis meses de dieta. Los resultados mostraron que la conectividad dentro de una subred neuronal, compuesta principalmente por conexiones a las regiones sensoriales y motoras corticales, predijo el éxito de la dieta en la pérdida de peso, lo cual podría proporcionar evidencia a favor de la teoría de la hipersensibilidad a las señales alimentarias o podrían ser indicios de que estos patrones de conectividad pueden surgir de interacciones cerebro-gástricas. Sin embargo, dicha evidencia debe abordarse y confirmarse más a fondo registrando directamente la actividad eléctrica del estómago en un estudio futuro. Estos hallazgos pueden tener una implicación importante para nuestra comprensión de la etiología de la obesidad y el mecanismo de respuesta a la intervención dietética.

Palabras clave: pérdida de peso, subred neuronal, obesidad, dieta

Fuente: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=96968