La corrección del hallux valgus es una de las cirugías más frecuentemente realizadas en el ante pie. El hallux valgus es una deformidad compleja. Encontramos alteraciones óseas, articulares y de los tejidos blandos que componen la articulación metatarsofalángica del hallux.

El primer metatarsiano con frecuencia está desviado en varo con relación al eje del segundo metatarsiano. Rotado en su eje longitudinal y a menudo es más corto que el segundo. El primer rayo puede presentar desviación valga a nivel de la articulación interfalángica, deformidad conocida como hallux valgus interfalángico.

A nivel de las articulaciones cuneometatarsianas y metatarsofalángicas del primer metatarsiano se observa desviación vara de la primera y valga de la carilla articular distal de la segunda.

Los tejidos blandos que rodean la articulación MT-F estan alterados. Cápsula medial atenuada y lateral contraida. Tendones flexores y extensores lateralizados por el valgo de la falange. Al contraerse los tendones, la deformidad aumenta.

El músculo abductor del hallux se coloca plantarmente, y el aductor con sus dos inserciones en el sesamoideo lateral se desplaza al primer espacio intermetatarsiano alterándose su relación articular con la cabeza del metatarsiano.

Todas estas deformidades descritas varían en intensidad y aumentan si el paciente presenta hipermovilidad articular o severa pronación del pie.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.elsevier.es/es-revista-revista-colombiana-ortopedia-traumatologia-380-articulo-manejo-complicaciones-del-hallux-valgus-S0120884519300409