Este documento está destinado a los médicos que atienden a pacientes adultos y pediátricos hospitalizados con infección respiratoria aguda grave (IRAG) cuando se sospecha una infección por nCoV. No pretende reemplazar el juicio clínico o la consulta de especialistas, sino más bien fortalecer el manejo clínico de estos pacientes y proporcionar una guía actualizada. Las mejores prácticas para SARI, incluyendo IPC y atención de apoyo optimizada para pacientes gravemente enfermos, son esenciales.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.who.int/publications-detail/clinical-management-of-severe-acute-respiratory-infection-when-novel-coronavirus-(ncov)-infection-is-suspected