Resumen de las directrices NICE

Introducción

Aunque se ha prestado mucha atención a la evaluación de la gravedad de COVID-19, los médicos generales y otros médicos también necesitan conocimientos prácticos del manejo de los síntomas. La tos, fiebre y disnea pueden ser muy angustiantes incluso en pacientes que no presentan enfermedad grave.

Además, se necesitarán tratamientos para los síntomas de COVID-19 grave para pacientes cuya decisión anticipada de rechazar el tratamiento incluye una decisión de no intensificar el tratamiento más allá de la atención domiciliaria.

Este artículo resume los puntos clave de la guía rápida COVID-19 del National Institute for Health and Care Excellence (NICE) sobre el manejo de los síntomas en la comunidad (incluso en el final de la vida).

Recomendaciones

> Comunicarse con los pacientes y reducir el riesgo

• Para los pacientes con síntomas de COVID-19, explique:

  1. Que los síntomas clave son tos, fiebre, disnea, ansiedad, delirio y agitación, pero también pueden tener fatiga, dolores musculares y dolor de cabeza.
     
  2. Que ellos y las personas que los cuidan deben seguir las reglamentaciones sobre el autoaislamiento y sobre la protección de las personas vulnerables.
     
  3. Que, si los síntomas son leves, es probable que se sientan mucho mejor en una semana.
  4. A quién contactar si sus síntomas empeoran. Por ejemplo, líneas de atención telefónica.

• Minimice el contacto cara a cara:

  1. Ofrecer consultas telefónicas o por video.
  2. Interrumpir el seguimiento cara a cara no esencial.
  3. Usar recetas electrónicas en lugar de papel.
  4. Usar diferentes métodos para entregar medicamentos a los pacientes, por ejemplo, servicios postales, voluntarios, o introducir puntos de retiro de medicamentos.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=95989