Una persona que trabaja en una granja de cría de visones para comercializar sus pieles ha contraído el coronavirus de estos animales, según ha dicho la ministra de Agricultura de los Países Bajos en una carta enviada al Parlamento. El caso sería el primero conocido de un contagio directo desde una especie animal a un humano. Los brotes en las granjas de visones fueron detectados por primera vez en abril, cuando los cuidadores se dieron cuenta de que algunos animales mostraban dificultades respiratorias, lo que propició una investigación. Las pieles de visón se venden en China, Corea, Grecia y Turquía. En España, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha apuntado que los visones podrían ser el reservorio original del virus del Covid-19, aunque ha puntualizado que este extremo hay que confirmarlo mediante estudios. Simón cree que este contagio en Países Bajos puede ser una “situación esporádica”, pero ve “muy interesante” este caso para averiguar cuál puede ser el reservorio original del virus, que según varios estudios podría involucar a los murciélagos y a los pangolines. “En otros coronavirus, en concreto el SARS, el reservorio eran las civetas. Y que los visones se hayan infectado podría indicar que pueden ser el reservorio original del patógeno en China”, ha especulado el doctor Fernando Simón.

Palabras clave: visones, contagio, animales, personas

Fuente: https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/ciencia/2020/05/20/5ec55f05fdddffe49a8b45df.html