El jefe de la oficina de las Naciones Unidas de Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, ha liberado hoy US$ 15 millones del Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia (CERF) para ayudar a financiar los esfuerzos mundiales para contener el virus responsable de la COVID-19.

El anuncio se produjo cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó el riesgo mundial del brote de coronavirus a «muy alto», su nivel máximo de evaluación de riesgos. La OMS ha dicho que todavía hay una posibilidad de contener el virus si se corta su cadena de transmisión.

El repentino aumento de los casos registrados en Italia, la República Islámica del Irán y la República de Corea es muy preocupante. Actualmente hay casos relacionados con la República Islámica del Irán en Bahrein, el Iraq, Kuwait y Omán, así como casos relacionados con Italia en Alemania, Argelia, Austria, Croacia, España y Suiza.

Los fondos de las Naciones Unidas se han entregado a la OMS y al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Servirán para financiar actividades esenciales como la vigilancia de la propagación del virus, la investigación de los casos y el funcionamiento de los laboratorios nacionales.

La OMS ha hecho un llamamiento para recaudar US$ 675 millones con el fin de financiar la lucha contra el coronavirus. Existe una oportunidad de contener la propagación del virus si los países adoptan medidas enérgicas para detectar los casos a tiempo, aislar y atender a los pacientes y localizar a los contactos.

El Coordinador del Socorro de Emergencia y Secretario General Adjunto de Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, dijo: «Sigue sin haber pruebas de que el virus se esté propagando sin control. Mientras esta sea la situación, todavía tenemos una oportunidad de contenerlo.»

«Sin embargo, hay que adoptar medidas rápidas y enérgicas para detectar los casos a tiempo, aislar y atender a los pacientes, y localizar a los contactos. Debemos actuar ahora para evitar que este virus ponga en riesgo más vidas.»

«Esta donación del fondo para emergencias de las Naciones Unidas ayudará a los países con sistemas de salud frágiles a fortalecer sus operaciones de detección y respuesta. Podría salvar las vidas de millones de personas en situación vulnerable.»

Este es un punto crítico en la evolución del brote. Los esfuerzos deben concentrarse en contener la COVID-19 mediante el fortalecimiento de la vigilancia, la realización de investigaciones exhaustivas para localizar los contactos y la aplicación de medidas adecuadas para evitar que se siga propagando.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.who.int/es/news-room/detail/01-03-2020-un-releases-us-15-million-to-help-vulnerable-countries-battle-the-spread-of-the-coronavirus