La lucha contra las nuevas variantes del coronavirus ha llevado a los investigadores a estudiar un tipo de células capaces de atacar y destruir las células ya infectadas por el coronavirus. Se trata de las células asesinas naturales que son linfocitos T citotóxicos, también conocidos como natural killers. En un estudio, publicado en la revista Nature se concluye que el uso de estas células podría proporcionar inmunidad y protegernos de manera duradera contra el virus. Las natural killers actúan cuando el virus ya se ha infiltrado en el cuerpo, por lo que su papel es clave para eliminar la infección y podrían ser determinantes para convertir un posible ingreso hospitalario en una infección leve. Además, se cree que estas células podrían ser más resistentes que los anticuerpos a las nuevas variantes del coronavirus. Alessandro Sette, inmunólogo del Instituto La Jolla de Inmunología en California, ha demostrado que las personas infectadas con SARS-CoV-2 generan células T que se dirigen al menos a entre 15 y 20 fragmentos diferentes de proteínas del coronavirus, lo cual dificulta las mutaciones del virus para escapar del reconocimiento celular. Estos descubrimientos han motivado a las farmacéuticas para diseñar vacunas basadas en esta tecnología, como la empresa de biotecnología Gritstone Oncology, en Emeryville, California, que está diseñando una vacuna que incluye el código genético de fragmentos de proteínas del virus que provocan respuestas de células T.

Palabras clave: células asesinas, natural killers, linfocitos T, vacuna, coronavirus, SARS-CoV-2,

Fuente: https://www.20minutos.es/noticia/4591529/0/celulas-asesinas-alternativa-anticuerpos-luchar-contra-nuevas-variantes-coronavirus/?autoref=true