Un nuevo estudio ha demostrado que las personas de mediana edad que se sienten solas de forma persistente parecen tener casi el doble de riesgo de desarrollar demencia o enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, los investigadores encontraron que si toman medidas para contrarrestar la soledad, podrían reducirse los casos de demencia. El riesgo de esta enfermedad aumentó un 91% en aquellos que informaron sentimientos de soledad que persistieron en dos exámenes de salud separados tomados con algunos años de diferencia en la mediana edad (de 45 a 64 años). El estudio determinó que si las personas se sentían solas en el primer examen pero no durante el siguiente, su riesgo de demencia disminuía en un 66%. Estos hallazgos aumentan la esperanza de que si las personas de mediana edad y los adultos mayores superan los sentimientos de soledad y aislamiento social experimentados durante la pandemia de COVID-19, la salud de su cerebro no sufrirá efectos duraderos.

Palabras claves: soledad, Alzheimer, demencia, personas mayores, pandemia, Covid-19,

Link https://www.intramed.net/97851.