Por primera vez, se ha registrado en humanos y de manera simultánea la actividad cerebral de dos áreas clave vinculadas a la memoria: el hipocampo y la neocorteza. El estudio desvela una cuestión fundamental sobre la memoria humana: se demuestra que el hipocampo es el responsable de coordinar el proceso de recuperación de un recuerdo, una hipótesis que hasta el momento solo se barajaba de forma teórica.
La investigación se ha realizado con la participación voluntaria de personas con epilepsia que, debido a su enfermedad, llevaban implantados electrodos intracraneales. Los participantes llevaron a cabo tareas de memoria espacial haciendo uso de la realidad virtual. Debían recorrer un laberinto virtual formado por cuatro habitaciones, cada una con veinte imágenes en su interior. Las habitaciones poseían texturas distintas en las paredes, que servían para identificarlas como contextos diferentes. Posteriormente, volvían a recorrer el laberinto ligeramente modificado, al haberse cambiado las imágenes iniciales, que se encontraban en una habitación distinta y habían sido sustituidas por imágenes nuevas. Los participantes tenían que indicar qué imágenes habían visto antes y cuáles no.
Según revela el experimento, cuando una persona está recordando un suceso, es el hipocampo quien inicia un determinado engrama (huellas patrones en la actividad del cerebro que se originan cuando se crea un nuevo recuerdo) y, 500 ms después, la neocorteza se suma a esta actividad.
Para los autores, el estudio demuestra que la memoria episódica se basa en interacciones coordinadas dentro de una red hipocampo-neocorteza. Las aplicaciones futuras que albergan los resultados del estudio pueden ser muy variadas: desde el tratamiento de personas que han sufrido episodios traumáticos hasta su uso en casos de optimización del aprendizaje.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

Nat Commun 2019; 10: 2255