Washington, D.C., 11 de noviembre de 2020 (OPS) – La Organización Panamericana de la Salud (OPS) esbozó hoy en una guía las mejores prácticas para ayudar a los países a decidir qué medidas aplicar para controlar la pandemia de COVID-19 y por cuánto tiempo, basándose en cómo se propaga el virus y las características de los sistemas de salud.

“Tenemos la esperanza de que, con esta nueva guía, los países puedan adaptar mejor la respuesta a sus necesidades individuales, ya que la carga de trabajo cambia con el tiempo”, afirmó el Subdirector de la OPS, Jarbas Barbosa, en una reunión informativa para los medios de comunicación. La orientación actualizada, elaborada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la OPS, abarca “Consideraciones para la aplicación y el ajuste de medidas de salud pública y sociales en el contexto de COVID-19“.

Barbosa señaló que “mientras esperamos una vacuna eficaz y mejores tratamientos contra COVID-19, los países deberían esperar ver una serie de brotes recurrentes, por lo que siempre tendrían que estar preparados para actuar”. Y agregó: “la clave siempre ha sido asegurar que nuestras respuestas de salud pública se adapten al momento. Sólo así podremos asegurarnos de que unos pocos casos nuevos no se conviertan en brotes”. 

Las mejores prácticas incluyen una sólida vigilancia de la enfermedad para detectar la propagación del virus y afinar la respuesta, la localización de contactos para limitar la propagación, la priorización de los sistemas de atención primaria para proporcionar atención cuando sea necesario, y contar con equipos médicos de guardia para emergencias. “Mantener el virus bajo control requiere tanto un compromiso constante como ajustes proactivos para asegurar que nuestras respuestas nacionales reflejen las tendencias cambiantes”, afirmó.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://coronavirus.onu.org.mx/la-ops-esboza-las-mejores-practicas-para-controlar-la-pandemia-de-covid-19