Más de 300.000 mujeres mueren de cáncer de cuello uterino cada año, pero esta enfermedad se puede prevenir y tratar con éxito si diagnostica a tiempo. En los países pobres las mujeres no pueden acceder a servicios de detección, tratamiento y vacunas. Este miércoles  el mundo celebra un día de movilización para la eliminación de este tipo de cáncer.

El Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, se unió a  personalidades, primeras damas, supervivientes de cáncer y organizaciones de la salud y comunitarias para concienciar y movilizar los esfuerzos en la lucha contra el cáncer de cuello de útero, un año después de que el organismo lanzara una histórica iniciativa mundial sobre la eliminación de la enfermedad.

“Disponemos de las herramientas”

Todos ellos destacaron las desigualdades en el acceso a las herramientas y a los tratamientos que pueden salvar vidas, como está ocurriendo con la pandemia de COVID-19, pero también pusieron de relieve los nuevos avances en materia de prevención y tratamiento.

El cáncer de cuello uterino causa un inmenso sufrimiento, pero es casi completamente prevenible y, si se diagnostica a tiempo, es uno de los cánceres que se pueden tratar con más éxito“, dijo Tedros. 

El máximo responsable de la OMS añadió que “tenemos las herramientas para que el cáncer de cuello uterino pase a la historia, pero sólo pasará si ponemos esas herramientas a disposición de todos los que las necesitan. Junto a  nuestros socios de la iniciativa de la OMS para la eliminación del cáncer de cuello uterino, eso es lo que pretendemos hacer.”

El cáncer de cuello uterino es el cuarto tipo de cáncer más frecuente entre las mujeres, y casi todos los casos están vinculados con la infección por papilomavirus humanos (VPH), un virus de alto riesgo, muy común y que se transmite por contacto sexual.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://news.un.org/es/story/2021/11/1500102