La OMS depende de lo que cada gobierno haga de ella: 3 problemas clave que dificultan el trabajo de la organización.

Cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) se estableció oficialmente en 1948 por ratificación de las Naciones Unidas, sus Estados miembros se comprometieron a financiarla para alcanzar su objetivo primordial -e ideal-: “Que todos los pueblos logren el mayor nivel de salud posible”.

Aunque hoy en día hay muchos actores en el ámbito de la salud global, la OMS es la principal autoridad coordinadora de las labores internacionales para la salud. Puede suministrar a los gobiernos desde asistencia técnica hasta cuidados médicos y envíos de asistencia de emergencia en tiempos de crisis.

En su historia, la organización ha desarrollado y mantenido importantísimos programas de salud pública, cuidados de maternidad, nutrición infantil, entre otros, pero es mejor conocida por sus campañas de erradicación, prevención y control de epidemias, incluyendo la actual pandemia de coronavirus.

Pero la OMS ha sido criticada por ser extremadamente burocrática,lenta en sus decisiones y conmalas políticas de comunicación. También ha sufrido reveses que la han hecho blanco de graves acusaciones.

El más reciente golpe vino con el anuncio de Donald Trump de que su gobierno suspendía los fondos que aporta EE.UU. a la organización por su “mala” gestión de la pandemia.

Problemas estructurales

“La OMS es el actor global más importante en torno al mantenimiento del ideal de la salud como un bien público y colectivo”, le dijo a BBC Mundo Joao Nunes, catedrático de Relaciones Internacionales de la Universidad de York, en Reino Unido.

Aunque hay otros actores importantes en el campo de la salud global, el doctor Nunes dice que los principios fundacionales de la OMS le permiten jugar un papel de liderazgo, no solo proveyendo conocimientos técnicos, sino movilizando y motivando la cooperación para contener, controlar, monitorear y vigilar brotes.

“La OMS realiza sus funciones con diferentes grados de efectividad. Todos sabemos que, como toda compleja institución, es susceptible de cometer errores. Pero es difícil referirse a la organización como un actor unitario porque está compuesta de diferentes oficinas y secciones”, señaló el experto en políticas de salud global.

La institución está compuesta de oficinas regionales por todo el mundo, como la Organización Panamericana de la Salud (OPS),y estas mismas están a su vez subdivididas en las oficinas de los países donde operan.

“Cuando nos referimos a la OMS debemos preguntarnos ‘¿qué OMS?’. Dentro de la sede de la OMS hay diferentes secciones y departamentos con sus propias funciones que no siempre operan como una fuerza única y nunca siguen una agenda unitaria”, explicó Nunes.

Eso ayuda a explicar lo compleja que es esta organización.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.bbc.com/mundo/noticias-52325301