La infección asintomática parece ser una característica notable del síndrome respiratorio agudo severo provocado por el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2), pero la prevalencia es incierta. Se identificaron 61 estudios, de los cuales 43 utilizaron pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) de hisopos nasofaríngeos para detectar la infección actual por SARS-CoV-2 y 18 utilizaron pruebas de anticuerpos para detectar infecciones actuales o anteriores. En los 14 estudios con datos longitudinales que reportaron información sobre la evolución del estado sintomático, casi tres cuartas partes de las personas que dieron positivo, no tenían síntomas en el momento de la prueba y permanecieron asintomáticas. Para los estudios basados en PCR, los datos son limitados para distinguir entre la infección presintomática y la asintomática. Según datos analizados las estrategias de control de COVID-19 deben modificarse, teniendo en cuenta la prevalencia y el riesgo de transmisión de la infección asintomática del virus. Las pruebas caseras rápidas, frecuentes y económicas para identificar y contener los casos presintomáticos o asintomáticos, junto con programas gubernamentales que brindan asistencia financiera y, si es necesario, alojamiento para permitir que las personas infectadas se aíslen, pueden ser una opción viable. A medida que se implementa la primera generación de vacunas contra el SARS-CoV-2, se necesitarán más investigaciones para determinar su eficacia en la prevención de infecciones asintomáticas.

Palabra clave: SARS-CoV-2, vacunas, pacientes asintomáticos, PCR, COVID-19,

Link: https://www.intramed.net/98317