Los hallazgos presentados en el Simposio de primavera de la Academia Europea de Dermatología y Venerología 2021 sugieren que un desequilibrio en la microbiota intestinal, o disbiosis, podría desempeñar un papel importante en la progresión de la enfermedad inflamatoria de la piel conocida como hidradenitis supurativa. La hidradenitis supurativa es una afección cutánea dolorosa a largo plazo, de naturaleza crónica y recidivante que afecta significativamente la calidad de vida de los pacientes. Investigadores de la Universidad de Hacettepe, en Ankara, recolectaron muestras fecales de 15 pacientes con esta afección y 15 individuos sanos emparejados por edad y sexo. Se analizaron regiones del gen bacteriano del ARNr 16S para investigar las diferencias de la microbiota intestinal. Los investigadores encontraron una abundancia relativa de tres géneros de bacterias conocidas colectivamente como Firmicutes en pacientes con hidradenitis supurativa. Se sabe que cantidades reducidas de estas bacterias alteran el equilibrio regulador dentro del intestino y estimulan una respuesta inflamatoria. El tracto gastrointestinal humano está habitado por una amplia variedad de organismos bacterianos, conocidos colectivamente como microbioma intestinal. Los estudios han demostrado cada vez más que el microbioma intestinal y la piel están intrínsecamente conectados, ofreciendo defensa contra patógenos en el medio ambiente, esta relación se conoce como el eje intestino-piel.

 Palabras claves: microbiota intestinal, piel, disbiosis, hidradenitis supurativa,

Link https://www.intramed.net/98210